El efecto mirón

El efecto mirón

Seguro que  alguna vez o en demasiadas ocasiones, sabiéndolo o sin tener la menor idea, has sido el protagonista del efecto mirón al conducir. Esta distracción al volante es bastante frecuente y se produce casi como acto reflejo en muchos casos.Aunque no existen excusas válidas para perder la concentración al volante, el efecto mirón al conducir es de esas actitudes de los conductores que pueden achacarse al sentido de curiosidad o interés intrínseco en el ser humano y que debido a su naturaleza impulsiva es especialmente difícil de controlar y evitar. Las graves consecuencias que puede desencadenar el efecto mirón son, sin duda, las mejores razones para ser consciente del mismo y evitarlo a toda costa y con todo el interés posible cuando se va conduciendo. El efecto mirón lo protagoniza cualquier conductor cuando en su tranquilo discurrir por una vía –especialmente autovías o autopistas- de repente encuentra una distracción en el margen derecho – normalmente en el arcén- que le hace por unos segundos dejar de mirar al frente y mirar lo que está ocurriendo en el margen de la carretera: un accidente, una avería o un control policial, por ejemplo. Durante esos segundos o décimas de segundo en los que el conductor se convierte en un mirón al volante, las consecuencias se disparan y pueden llegar a ser muy graves. Reducción – más o menos brusca de la velocidad- especialmente peligrosa si se circula por el carril de más a la izquierda de una autovía o autopista. Salida de la vía. Imposibilidad de esquivar o corregir la dirección del coche por cualquier obstáculo o imprevisto. Desencadenante de...
Como se debe circular por las rotondas

Como se debe circular por las rotondas

Cuando se circula es muy común encontrarse con rotondas, pero muchos conductores desconocen cuál es la manera correcta de circular en ellas. Para ello es suficiente con tener claras algunas normas que explicamos a continuación.   Antes de entrar… Es importante no olvidarnos de que tiene prioridad quién ya está circulando por la rotonda.  ¿Qué carril escoger para entrar? Si la rotonda es interurbana hay que circular por el carril de la derecha. Si la rotonda se encuentra dentro de poblado y los carriles estás delimitados podemos utilizar el que mejor convenga a nuestro destino, es decir, según la salida que vayamos a tomar.   ¿Y para salir?  Donde más confusión suele haber es para salir de las rotondas ¿qué carril escoger?, ¿por qué nos pitan si lo hemos hecho bien? Quién no se ha hecho estas preguntas alguna vez. Siempre, repetimos, siempre hay que salir de una rotonda desde el carril derecho, porque la única opción para abandonarla es girar a la derecha. Una regla muy sencilla que se complica en la práctica. ¡Ojo!, esto no significa que siempre tengamos que incorporarnos a una rotonda desde el carril derecho. Depende de la salida que vayamos a tomar… Si salimos por una salida de la derecha… Tendremos que entrar a la glorieta por el carril externo y permanecer en él hasta que salgamos. Antes de abandonar la glorieta, no os olvidéis de utilizar los intermitentes para señalizar la maniobra al resto de los conductores. Si vamos a continuar recto… Accederemos a la rotonda por el carril externo y nos mantendremos en él. Señalizaremos que abandonamos la glorieta justo cuando...
7 CONSEJOS PARA EVITAR LA FATIGA

7 CONSEJOS PARA EVITAR LA FATIGA

Va a hacer un largo viaje por carretera y se ha encargado de poner a punto el coche, de revisar los documentos necesarios para llevar y distribuir perfectamente el equipaje en el maletero. Ahora, no olvide su propia comodidad y descanso. La fatiga al volante es un factor de riesgo. Efectos de la fatiga La fatiga se relaciona con el 20-30% de los accidentes de tráfico. Es un factor de riesgo importante y peligroso. Altera su capacidad auditiva y visual (que puede volverse borrosa). Sus movimientos serán más lentos, menos precisos y menos eficaces. Su comportamiento también será diferente: conducirá de manera automatizada y menos activa. Al disminuir la cantidad y la calidad de la información que recoge, será fácil que malinterprete las situaciones de tráfico. Todo esto hará que su tiempo de reacción ante cualquier imprevisto sea mayor. Le esperan alrededor de 6 horas al volante. La persona que le acompaña en el asiento de copiloto no puede relevarle. La noche anterior, además, con los nervios y los últimos preparativos, no descansó suficientemente. Las prisas por llegar y descansar por fin en su lugar de veraneo harán que hasta conduzca de un ‘tirón’. Igual que usted, más de la mitad de los conductores que respondieron a una encuesta realizada por RACE, a través del Observatorio Español de conductores (Ducit), que reconoció “no descansar cada dos horas durante los trayectos largos”. Siga estos consejos para combatir la fatiga: DORMIR. Antes de viajar, duerma al menos 7 horas y ni se le ocurra ponerse en marcha después de una jornada de trabajo. TEMPERATURA. Procure mantener una temperatura agradable –alrededor de 24º C–, y...

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest