Los límites de velocidad establecidos en los distintos tipos de carreteras deben ser respetados a pies puntillas por nuestra seguridad y la del resto de conductores. Pero hay excepciones como en el caso de algunos adelantamientos. En esta entrada, las comentamos.

Los límites de velocidad se establecen con el fin de intentar reducir el riesgo de accidente, o las consecuencias del mismo. Hemos de recordar que además del límite de velocidad mínima y máxima, según el Reglamento los límites pueden ser genéricos o  específicos.

Así, el límite de velocidad máximo genérico es “aquél que tiene un determinado tipo de vehículo en un tipo de vía concreto, con carácter general y aunque no exista una señal de tráfico que lo indique”. Entonces, los turismos tendrán limitada la velocidad máxima en autovías y autopistas a 120 km/h, mientras que los camiones, furgones y automóviles con remolque de hasta 750 kilogramos, tendrán la velocidad máxima limitada a los 90 km/h en los mismos tipos de vía según el Reglamento General de Circulación (RGC).

A diferencia de los límites genéricos, los límites de velocidad máxima específicos (también llamados “prevalentes” en el Reglamento), están indicados mediante señales verticales, señales horizontales en el pavimento o  señales temporales o variables, y en tramos determinados. Estos límites se establecen por algún condicionante, como obras en la vía, un cruce o una curva cerrada o un desnivel (entre otros muchos casos), que hace que la velocidad máxima recomendada sea inferior a la genérica por seguridad. Recuerda que, cuando se establece un límite de velocidad máxima específico, prevalece sobre el genérico.

limites velocidad

Actuales límites de velocidad (Fuente: DGT)

Cuándo pueden sobrepasarse los límites de velocidad

Como comentábamos en la entradilla de este post, los límites de velocidad máxima establecidos no pueden ser rebasados, por norma general. Existe una excepción contemplada en el Artículo 51 de nuestro actual Reglamento General de Circulación, respecto a cuándo se pueden rebasar estos límites, sólo en el caso de adelantamientos y en 20 km/h respeto al máximo. Además, hay que tener en cuenta que nos referimos a los límites de velocidad máxima genéricos, puesto que los límites de velocidad máxima específicos no se pueden rebasar bajo ningún concepto.

– Sólo podrán rebasar los límites de velocidad genéricos los turismos y motocicletas. El resto de vehículos como los camiones o furgonetas, no.

– Sólo podrán rebasarse los límites en las carreteras convencionales que no discurran por suelo urbano (no en autopistas, ni autovías, ni en travesías o en ciudad).

– Si se va a adelantar a un vehículo que circule a velocidad inferior a la máxima.

Por el momento, el límite de velocidad máxima en carreteras convencionales para turismos y motocicletas es de 100 km/h, en el caso de tener un arcén pavimentado de 1,50 metros de ancho o más, o en el caso de tener más de un carril para alguno de los sentidos de circulación. Para el resto de carreteras convencionales, la velocidad máxima es de 90 km/h.

Y ojo, porque dentro de unos meses cuando entren en vigor los nuevos límites de velocidad, los actuales límites comentados se reducirán (según el caso) a 90 km/h, 70 km/h o incluso 50 km/h.

Fuente: auto10.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This