A todos nos puede pasar que, sin esperarlo, nos quedemos sin batería del coche, porque ya está agotada o por un descuido; el resultado es el mismo: te quedas sin coche. Si tienes prisa, es un problema serio, y más aún si es una urgencia. Para solucionarlo, si has sido previsor y llevas unas pinzas de arranque, sólo hace falta que te ayude alguien con otro vehículo.

Pero se trata de una operación que puede ocasionar algún susto, por lo que has de actuar con cuidado; además, debes tener en cuenta que no es lo mismo realizar esta acción con un coche moderno que con uno antiguo, porque en los nuevos la electrónica tiene mucha importancia y puedes provocar un problema mayor. Y en todos los casos has de tener en cuenta que las dos baterías tienen que ser del mismo voltaje.

Por seguridad y para que puedas arrancar el coche, hay una serie de recomendaciones que debes seguir:

  1. Las pinzas han de ser de buena calidad, con los cables gruesos, y deben estar en perfecto estado. Lo normal (y necesario) es que tengan dos colores, rojo para el polo positivo y negro para el negativo, para que no cometas un grave error.
  1. Calcula la distancia entre los coches y procura que estén lo más separados entre sí, tanto como te lo permitan las pinzas pero sin exagerar, no vaya a ser que las inutilices.
  1. Con los dos capós abiertos, asegúrate de cuáles son los bornes negativo y positivo. Luego, con los motores parados, primero coloca la pinza del polo positivo en la batería del coche cargado, es decir, en el que te vas a apoyar; seguidamente, pon el positivo en la batería de tu coche. Después, coloca el negativo en el coche auxiliar, pero, atención, en el averiado es mejor que no coloques la pinza en el borne de la batería, sino en una parte metálica del coche, aunque siempre lejos de la batería, porque puede ser peligroso.
  1. Una vez colocadas las pinzas en el lugar que toca, hay que poner en marcha el coche con la batería en buen estado y después tienes que encender el que ha fallado. Entonces debes proceder justo al revés de lo que has hecho al colocarlas, empezando por quitar el negativo del coche auxiliado.

Arrancadores booster y mantenimiento

Si tienes un arrancador tipo booster, todo será más fácil, porque no necesitan un coche auxiliar y son más seguros. Solo tienes que conectar los cables (si lo haces erróneamente no te lo permitirá), encender el arrancador (que debe estar cargado) y ya está. E incluso hay algunos con los que sólo tienes que conectarlo al encendedor.

De todas maneras, lo más acertado para evitar sorpresas es que realices el mantenimiento habitualmente, que un mecánico compruebe en qué estado se encuentra y sustituirla cuando dé señales de agotamiento, que por regla general ocurre sobre los 3-4 años. Si debes cambiarla, mejor que lo haga un especialista.

Fuente: racc.es

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This